Fondo para biodiversidad reinvertirá en el caribe

Fondo para biodiversidad reinvertirá en el caribe

23
0
COMPARTIR

Será en 2018 cuando el Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (Critical Ecosystem Partnership Fund – CEPF) realizará nuevas inversiones en la región del Caribe con miras a la conservación de la biodiversidad.

Para definir cómo hará ese nuevo aporte, se inició una serie de consultas, la primera de las cuales se efectuó en el país con sus socios de la sociedad civil y del Gobierno, en procura de identificar cómo contribuir a las metas nacionales para proteger y utilizar de manera sostenible la biodiversidad y los ecosistemas.

Se realizarán otras consultas en el Caribe para actualizar el perfil de ecosistema para este hotspot de biodiversidad, lo que les permitirá definir parámetros para las nuevas inversiones.

El CEPF, fundado en el año 2000, es un programa global que otorga donaciones a la sociedad civil para proteger los hotspots de biodiversidad en el mundo. En la iniciativa participan la Agencia Francesa de Desarrollo, Conservación Internacional, la Unión Europea, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el Gobierno de Japón, la Fundación MacArthur y el Banco Mundial.

Entre 2010 y 2016, el CEPF invirtió US$6.9 millones en las islas del Caribe. De ese monto dedicó el 27% a acciones de conservación en República Dominicana, a través de organizaciones de la sociedad civil.

El año pasado, luego de evaluar el desempeño de los proyectos ejecutados en el Caribe, el consejo de donantes aprobó reinvertir en la región.

En la consulta participaron actores del sector ambiental y de conservación, quienes destacaron la importancia de que los fondos disponibles del CEPF contribuyan a que la sociedad civil desarrolle estrategias adecuadas para enfrentar los desafíos fundamentales de la conservación de la biodiversidad y las adversidades del cambio climático, y para el desarrollo de mecanismos de financiamiento sostenibles.

El proceso de consulta regional está liderado por el Instituto Caribeño de Recursos Naturales (Canari) en asociación con BirdLife International y con el apoyo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN) y el Jardín Botánico de Nueva York (NYBG).

Esas informaciones están contenidas en una nota en la que se ofrece una reseña de la consulta, efectuada los días 27 y 28 de junio, y de la que el Fondo Pro Naturaleza (Pronatura) y la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña fueron co-anfitriones.

Ecosistemas críticos
Consultado sobre ese proceso, Francisco Arnemann, director ejecutivo de Pronatura, dijo que la inversión anterior estuvo basada en el documento titulado Perfil para los Ecosistemas Críticos de Biodiversidad del Caribe, que se elaboró hace unos 7 u 8 años, y que está siendo actualizado para la nueva fase de inversión que iniciará en 2018.

“Debido a la acogida que tuvo en la región del Caribe esa primera etapa, de 2010 a 2016, se trató a lo interno del CEPF y sus donantes la conveniencia de reeditar las inversiones”, informó. “Y en principio, hay una aprobación para que puedan ser iniciadas a partir de 2018. La plataforma que define las líneas de inversión está basada en el perfil de los ecosistemas. En consecuencia, ese perfil está siendo reeditado y las consultas comenzaron por República Dominicana”.

Con relación a la actualización, informó que en gran medida está basada en las áreas clave de biodiversidad que existen en el mundo, que se conocen con la sigla KBA, y que en ese proceso se requiere la participación de todos los actores.

“En el Caribe hay áreas clave para toda la región, y esas áreas requieren una actualización. Los expertos, gente de las comunidades y de los sectores diversos de cada país que conoce acerca de esas áreas clave de biodiversidad, debe aportar sus informaciones para con eso tener una actualización de las condiciones en las que se encuentran esas KBA”, informó.

Dijo que una vez analizada esa información serán definidas las estrategias y líneas de inversión convenientes para manejar la conservación de la biodiversidad en toda la región del Caribe, particularizando aquellas áreas que cada país haya definido como importantes para ser conservadas.

Puntos calientes de biodiversidad
El director ejecutivo de Pronatura, Francisco Arnemann, informó que los hotspots o puntos calientes de biodiversidad son aquellos lugares del planeta que tienen unas características particulares, en cuanto a los ecosistemas y a la biodiversidad que contienen, que están amenazados. Indicó que el objetivo básico del CEPF es procurar su conservación trabajando fundamentalmente con la sociedad civil.

Sobre los proyectos de la primera fase desarrollados en el país, indicó que si bien fueron de corta duración (de 18 y algunos de 24 meses), contaron con el involucramiento del ente rector oficial, lo que eventualmente puede ser un elemento de continuidad de las acciones de conservación.

“De hecho, fue uno de los aspectos sobresalientes de la implementación de la etapa anterior del CEPF en el área del Caribe, y particularmente en República Dominicana, que los proyectos que se realizaron estuvieron normalmente coordinados con el Ministerio de Medio Ambiente… Ese es un elemento de sostenibilidad, que el gobierno pueda continuar haciendo inversiones basado en el avance que haya tenido la implementación de un proyecto de un relativo corto plazo. Eso implica, sin embargo, que el gobierno respectivo tiene que incluir en su presupuesto futuro las acciones de continuidad para que esa conservación se siga dando”, puntualizó.

Fuente: Listín Diario

No hay comentarios

DEJA UNA RESPUESTA